En 2017 un compañero de customer care, R.V., decidió denunciar a la empresa ante Inspección de trabajo debido a que no se le reconocía la enfermedad del túnel carpiano como profesional, a pesar de que sus informes médicos apuntaban en esta dirección.

“Cuando el trabajo te causa o agrava una enfermedad y la empresa no lo reconoce, no te calles! Denuncia este hecho a l@s delegad@s de prevención.”

Después de varias reuniones y la visita de la inspectora al centro de Zona Franca, Inspección de trabajo considera que:

  • La evaluación de riesgos laborales de eDreams es demasiado general y

  • no tiene en cuenta los elementos propios de cada puesto de trabajo (silla, mesas, pantallas, etc.),
  • no tiene en cuenta el elevado número de aplicaciones que usa un agente de Customer Care.
  • carece de la determinación del tiempo de exposición a los riesgos, tanto del tiempo promedio diario de utilización del equipo como el tiempo máximo de atención continua a la pantalla, ni el grado de atención que exige cada tarea.
  • solo se realiza la evaluación de riesgos ergonómicos después de la baja del trabajador.
  • no se realiza evaluación de riesgos ergonómicos del resto de puestos de trabajo

Sanción con motivos

En consecuencia, sanciona a la empresa por los siguientes motivos:

  • NO evaluación concreta y específica de carácter ergonómico del puesto del trabajador, ni ninguno del departamento, de forma previa a la realización del trabajo, así como la falta de determinación correcta del tiempo de exposición a los riesgos derivados del empleo de pantallas de visualización de datos.

  • NO haberse llevado a cabo los reconocimientos médicos conforme a la normativa de prevención, al no haberse efectuado el reconocimiento médico inicial.

Solo para obtener la evaluación de riesgos y un profesiograma (descripción detallado del puesto), a pesar de ser documentos obligatorios de los que la empresa debe disponer en todo momento, Rudy tuvo que pasar por reclamar a RRHH, llevar su caso al Tribunal Laboral de Catalunya y, finalmente, a Inspección de trabajo, que le ha dado la razón.

Estos procesos suelen ser largos, pero dan resultados, por lo que, si os encontráis en una situación como esta o con alguna otra enfermedad derivada del trabajo (problemas auditivos, vocales, contracturas, etc.), os animamos a reclamar a la empresa, ya sea a través del comité o por vuestros propios medios, y no tengáis miedo a denunciar.

¡Al fin y al cabo, la salud es lo primero!

No te olvides de contactarnos a través de nuestras redes sociales

Facebook: facebook.com/CCOOigt
Instagram: @CCOOigt