6 días naturales por enfermedad grave de cónyuge, ascendientes o descendientes en primer grado.

2 días naturales por accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes de hasta el segundo grado de consaguinidad o afinidad. Cuando se necesite desplazamiento al efecto, el plazo será de 4 días naturales.